Categorías y modelos que conforman una investigación

¿Cuáles son las distintas categorías y modelos que conforman una investigación?

El conocimiento teórico, al igual que el práctico, surgen casi de manera idéntica. Es decir, en ambos modelos, primero que nada comienzan a surgir hipótesis simples para luego irse convirtiendo poco a poco en suposiciones compuestas. Como ya hemos venido mencionando con anterioridad, el procedimiento investigativo da inicio con la identificación de los criterios que de alguna manera reproduzcan la realidad del fenómeno de estudio.

Posteriormente lo que se debe hacer es establecer las relaciones de semejanzas y diferencias que guarden unos con otros. Para ello debemos priorizar y jerarquizar todos nuestros datos y cifras basados en el principio de generalización, es decir agrupar en distintos conjuntos aquellos conceptos que guarden similitudes.

Estos pasos nos permitirán identificar de manera clara las causas y los efectos convergentes entre las distintas áreas del saber, ello sin duda nos dará la oportunidad de observar nuestro escenario de estudio como un universo completo en el cual existen interrelaciones entre los diferentes niveles que lo componen. Estas agrupaciones se pueden dividir en tres categorías: descriptiva, predictiva y explicativa.

Categoría descriptiva

Tal y como su nombre lo indica esta categoría se refiere a enunciar las características del objeto de estudio, haciendo énfasis en puntualizar cuáles son sus cualidades o defectos. Como resultado de este ejercicio, seguramente estaremos en posibilidades de recoger cifras que nos permitan conocer cuáles son las circunstancias que lo puedan llegar a afectar directa o indirectamente.

Categoría predictiva

Esa quizás es la categoría más compleja, más que nada cuando es aplicada al estudio de los fenómenos sociales que afectan nuestra vida cotidiana y que se encuentran en una estrecha vinculación con los acontecimientos naturales que rodean a nuestro medio ambiente.

Dado que las comunidades actuales tienen comportamientos periódicos es posible llegar a prever futuros acontecimientos, basados fundamentalmente en nuestra capacidad de análisis, ya que si somos capaces de identificar cómo se originan los fenómenos, seremos capaces de predecir ciertos acontecimientos que tal vez ocurran en un futuro próximo.

Nuestra capacidad predictiva proviene de generaciones anteriores, pues como sabemos, el hombre siempre se ha preocupado por descubrir e identificar cuáles son los componentes que conforman cada uno de los procesos que ocurren en la naturaleza, con el propósito de sacarle el máximo beneficio personal (aunque en ocasiones también colectivo) a éstos.

Sin embargo, cuando se habla de “predecir” dentro de un trabajo de investigación, lo que se pretende hacer es enunciar una serie de posturas, alternativas o nociones que invitan a darle solución al problema planteado. A su vez, esta serie de puntos, por lo general se ubican en el apartado destinado a las conclusiones.

Categoría explicativa

Aquí lo más importante es sin duda el exponer de manera clara y concisa las características del fenómeno que se está estudiando, pues de esa forma será más fácil que comprendan lo que queremos decir, las personas a las cuales va dirigida nuestra investigación. Para ello, se requiere forzosamente adquirir un conocimiento teórico de los métodos y técnicas investigativas, pues el objetivo fundamental es identificar los aspectos básicos que sirven para entender el comportamiento del fenómeno a investigar tal y como se encuentra en su medio nativo. Dicho de otra manera lo que intentaremos será identificar las variables que inciden de manera directa en nuestro objeto de estudio, así como averiguar qué factores, o elementos son los que lo provocan.

¿Cuáles son los distintos modelos de investigación?

A continuación vamos a mencionar los distintos modelos de investigación existentes, con el propósito de conocer sus diferencias.

De acuerdo a su intención Es aquella que define de forma clara cuál es el objetivo fundamental de nuestra investigación, así como cuáles son los resultados que deseamos obtener. Se subdivide a su vez en básico y aplicado.

Modelo básico Es aquel que se realiza con el fin de incrementar los conocimientos que se tengan sobre una disciplina determinada. Su único propósito reside en la recolección de datos, sin pasar por un proceso de análisis exhaustivo. En otras palabras, busca ayudar a despejar algunas incógnitas que aún no han tenido respuesta en ninguno de los distintos ámbitos del saber científico.

Modelo aplicado Se encuentra caracterizado por que sus resultados se encuentran enfocados en resolver de manera inmediata un dilema determinado.

De acuerdo al origen de los datos Es decir, según la fuente de donde provenga la información obtenida para realizar nuestra investigación. Se encuentra dividido en dos categorías:

Modelo documental Son aquellas fuentes, por lo regular de origen bibliográfico, que nos sirven de sustento inmediato para comenzar un proceso investigativo. Ejemplo de estas son: libros, periódicos, revistas, etc.

Modelo empírico El origen de los datos obtenidos se deriva de nuestra propia experiencia adquirida con el paso del tiempo. Algunos instrumentos que se pueden utilizar en este tipo de investigación son: la entrevista, la encuesta, el cuestionario etc.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *