Conceptos de especie, población y comunidad

¿Cuáles son las diferencias que existen entre los conceptos de especie, población y comunidad?

Aunque todos sabemos que la preocupación principal de la Ecología reside en estudiar a las poblaciones que habitan un sitio determinado. Éstas no se podrían entender sin antes haber definido con claridad el concepto de especie, dado que a toda población le es asignada una especie determinada.

Algunos ecologistas le otorgan la siguiente definición: “Una especie es un conglomerado de individuos que comparten muchas características en común. Esto a su vez los hace diferentes de otros organismos, los cuales mantienen además un mecanismo de reproducción perfectamente bien definido como grupo, lo que favorece sus posibilidades de adaptabilidad y supervivencia”.

Otra interpretación de lo anterior podría ser la siguiente: “La especie representa el nivel de organización en el que se agrupa a los organismos que poseen una carga genética similar, los cuales además son capaces de reproducirse entre sí para generar descendencia fértil y que por lo general se encuentran ubicados en un área específica determinada”.

Asimismo, existe la posibilidad de que surjan subespecies, debido a la cruza de animales. Por ejemplo, cuando se “juntan” una yegua con un burro. Dando como producto la especie denominada con el nombre de “mula”, la cual dicho sea de paso, no es fértil. Este subgénero se les conoce como “híbridos”.

Ahora que hemos enunciado con puntualidad el concepto de especie, es pertinente abordar el siguiente nivel de jerarquía: La población. Para este menester debemos tomar en cuenta que ningún organismo vivo es capaz de sobrevivir de manera aislada. Recordemos que todos los seres vivos, se reúnen e interactúan con sus pares, para poder realizar diversas actividades fundamentales para su subsistencia.

Entonces tenemos que la población se define como: El conjunto de organismos individuales, de la misma especie, que ocupan un área determinada, siendo capaces de intercambiar información genética y que presentan propiedades emergentes propias de este nivel de organización, tales como la tasa de natalidad, la tasa de mortalidad, la proporción de sexos, la distribución de edades etc.

La población congrega a distintos individuos de la misma especie que tienen variaciones únicamente en sus rasgos externos. A estos rasgos se les conoce como caracteres fenotípicos y se encuentran asociados con: el tamaño, su grado de resistencia, su color. Por otro lado, también existen variaciones de tipo genético, a las cuales se les denomina como caracteres genotípicos. Además las poblaciones se pueden subdividir en “poblaciones locales”, las cuales son entendidas como un pequeño conjunto de una unidad colectiva.

Las variantes que se presentan entre las diversas poblaciones, resultan más notables, justo en aquellas especies que han experimentado algún tipo de manipulación o mutación por parte del ser humano, con el único fin de satisfacer las necesidades de este último. Un ejemplo de esto puede ser observado en las distintas poblaciones de especies animales que han sido domesticadas por el hombre (gatos, palomas, pericos, perros etc.). Lo mismo ocurre en el reino vegetal con casos como el del frijol, arroz, maíz, mango, plátano, jitomate, papa, rosas, girasoles, crisantemos etcétera.

Por último, hablaremos del concepto de comunidad. La comunidad es una asociación de poblaciones de diferentes especies que interactúan dentro de un área determinada.

De este modo, pondremos por ejemplo la de una comunidad de árboles que conviven juntos en un bosque tropical; o varios cardúmenes de peces que habitan en un río. Dentro de una comunidad, las poblaciones de diferentes especies (sin importar que éstas sean animales o vegetales) se adaptan a las condiciones presentes en su hábitat. Algunos de los distintos organismos que componen la naturaleza (principalmente árboles y plantas) han aprendido a convivir llegando a tal grado de armonía que muchos ecólogos han llegado a denominar este tipo de comportamiento con el nombre de asociación.

Ésta llega a presentarse cuando se generan tres condiciones fundamentales:

– La existencia de varias especies distintas (dos o tres), ubicadas a poca distancia una de la otra.

– El número de organismos debe permanecer relativamente constante.

– Tienen que compartir una tendencia que vaya encaminada hacia la estabilidad ecológica.

Para concluir, solamente mencionaremos que en el momento en que se habla de una población, se establece de manera implícita una referencia inmediata que conduce hacia una especie. En tanto que al hablar de una comunidad, automáticamente sabemos que necesitaremos referirnos a algunas poblaciones, para sustentar nuestros comentarios.

3 thoughts on “Conceptos de especie, población y comunidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *