Criterios de distribución en una población

Criterios de distribución en una población

Para saber cuáles son los métodos de organización que ocurren dentro de una población, lo primero que debemos conocer son dos cosas: su estructura primaria y su funcionamiento.

Las particulares que adquieren mayor relevancia, a la hora de conocer la disposición estructural de una población se dividen básicamente en tres categorías: la distribución, la densidad y la dispersión.

En los siguientes párrafos, definiremos cada una de ellas, ya que son sumamente importantes para el desarrollo de los distintos procesos ecológicos que ocurren en la naturaleza.

Distribución

Esta característica hace referencia a la manera en que se encuentran organizados y agrupados los individuos de una población, dentro de su nicho ecológico. La distribución a su vez se subdivide en tres categorías: Distribución agregada, uniforme y al azar.

La distribución “al azar” tiene como fundamento dos principios fundamentales:

– Todos los espacios vacíos que se encuentren en el universo, tienen la posibilidad de ser ocupados, en un momento dado por algún organismo.

– La presencia física de un único organismo, no afecta de ninguna manera la ubicación de otro.

Al presentarse este tipo de condiciones dentro de un ecosistema, indirectamente implica que el hábitat se conserve sin la aparición de alteraciones graves. De igual forma, esta clase de distribución limita de cierta manera la interacción entre individuos.

Por su parte, la distribución uniforme, al igual que la anterior considera también como válido el primer principio fundamental. No obstante, aquí el segundo principio sufre algunas alteraciones ya que en este modelo si se da una interacción entre individuos, (de manera negativa por cierto) quienes compiten por el espacio o por algún atributo que los haga sobresalir. Sin embargo, aunque este comportamiento pudiera parecer alarmante, es importante decir que es muy poco frecuente dentro de un ecosistema natural.

Por otro lado, la distribución agregada es precisamente aquella donde el hábitat que ocupa una población carece de uniformidad. Es decir, dependiendo de la zona, pueden existir condiciones ya sean favorables o desfavorables para las especies que coexisten dentro de éste. Otra característica que podría presentarse sería que entre los individuos se gestara una interacción positiva buscando un fin común. Por ejemplo, la recolección de alimentos, la reproducción, la hibernación etc. de igual manera, la distribución agregada puede presentarse cuando ninguno de los dos principios fundamentales se cumplan.

Densidad

Esta categoría mide el número de organismos que pertenecen a una misma especie y que al mismo tiempo conviven en un área determinada. El rango de medición varía de acuerdo con la población que se está estudiando en ese momento. A la cifra exacta de individuos que se encuentran dentro de una población se le conoce con el nombre de densidad absoluta. El tamaño de la muestra se puede expresar de dos formas: por el número de individuos o por la biomasa. Sin embargo, si lo que se busca es comparar dos poblaciones, lo que se requiere es utilizar el concepto denominado como densidad relativa. En este modelo se utiliza “una constante” es decir, un valor estandarizado que permite indicar con exactitud las características de cada individuo.

Ahora bien, como punto en contra, podemos decir que tanto la distribución como la densidad son instrumentos de medición que se encuentran limitados por una serie de factores externos. Como por ejemplo, las barreras ecológicas, tales como: la altitud, la longitud, la salinidad etc.

Dispersión

Es la capacidad de los individuos de una población para desplazarse desde un área habitada a otra que es potencialmente habitable. Este término se emplea básicamente en los conceptos que tienen una relación directa con la botánica, ya que de ahí procede; además de manifestarse con mayor frecuencia en los organismos de origen vegetal. En el caso de que se refiera a especies del reino animal, únicamente se hace referencia al movimiento que tienen dichos organismos al trasladarse de una zona geográfica a otra. En el caso del reino vegetal la dispersión es generada por diversas causas entre las que se encuentran: la dispersión eólica, acuática, animal y por supuesto, la dispersión provocada por las actividades humanas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *