Ecología

La Ecología

Desde el principio de los tiempos, el hombre siempre ha estado interesado por conocer y comprender el medio en el cual desarrolla sus actividades, es decir, el ambiente que lo rodea y su belleza natural. Pues de ello depende su supervivencia.

Dicho conocimiento fue aumentando a medida que transcurrieron los años, primero con el descubrimiento del fuego Así como su posterior manipulación. Este gran acontecimiento dio inicio al sedentarismo, lo que a la postre derivó paulatinamente en el establecimiento de las primeras civilizaciones.

La palabra ecología proviene de la voz griega oikos, que significa “casa” y fue utilizada por vez primera en el año de 1870, por el científico alemán Ernest Haeckel quien dijo: “La ecología es el conjunto de conocimientos referentes a la economía de la naturaleza, la investigación de todas las relaciones del animal tanto con su medio inorgánico como orgánico, incluyendo sobre todo su relación amistosa y hostil con aquellos animales y plantas con que se vincula directa o indirectamente”.

El fin que persigue la ecología en un sentido estricto es el estudio de los seres vivos en su ambiente natural.

Esto pareciera ser muy simple, no obstante, es bastante complicado ya que como le ocurre a toda ciencia a la ecología también se le exige que sus resultados puedan ser comprobados.

Y es aquí donde radica el mayor problema, dado que aunque se tengan las herramientas necesarias para lograrlo, los procesos de los ecosistemas son tan cambiantes y complejos que algunos de sus postulados constantemente se tienen que modificar.

Por todo lo anterior, es necesario que a la ecología se le considere como una “rama” de otra ciencia de mayor envergadura; estamos hablando de la biología.

La biología es la ciencia que estudia a los seres vivientes, así como sus fenómenos vitales. Esta a su vez se divide en:

  • Fisiología (funciones de los seres vivos).
  • Morfología (forma de los seres vivos).
  • Genética (origen de los seres vivos).
  • Taxonomía (ordena y clasifica a los grupos animales y vegetales).
  • Etología (comportamiento de los seres vivos).
  • Embriología (formación y desarrollo de embriones).
  • Ecología (estudio de los seres vivos dentro del ambiente).

Ahora que ya conocemos esto, veamos la definición que nos ofrece E.P. Odum: “la Ecología es el estudio de los pobladores de la Tierra, incluyendo microrganismos, plantas, animales y el género humano, quienes conviven a manera de componentes dependientes entre sí”.

La Teoría General de Sistemas (TGS)

Esta teoría ayuda de cierta manera a comprender mejor la estructuración y el funcionamiento del medio y plantea lo siguiente:

Entiéndase como sistema a la unión de una serie de elementos que interactúan y a su vez son interdependientes entre sí.

Todo sistema se encuentra formado por:

  • componentes y fronteras.

En primer lugar, los componentes son cada una de las partes que forman al sistema, el mínimo de componentes que se requieren son dos. Como ejemplo, tenemos el caso de la sal (NaCl) está compuesta de átomos de cloro y sodio. El número máximo de unidades de un sistema es infinito.

En segundo lugar, tenemos a la frontera. Éste es el límite o “tope” que posee un sistema. Cabe mencionar que todo en nuestro entorno puede ser observado como un sistema.

Pongamos otro ejemplo: Un automóvil representa un caso claro ya que se encuentra formado de muchísimas piezas. Las llantas, los asientos, el motor, el volante, el parabrisas, las puertas etc. Cada uno de estos “componentes” influye en su funcionamiento, por tanto, si alguno falla los demás se verán afectados si sufrirán las consecuencias de ese desperfecto. He aquí la importancia de ver al sistema como un conjunto y de ninguna manera hacerlo por separado.

Existen cuatro tipos de sistemas:

  • Sistema cerrado Es aquel en que ningún elemento externo lo llega a perjudicar. No existe interacción alguna.
  • Sistema abierto Es aquel que toma elementos de su entorno y viceversa, formando así una interacción sólida. Volviendo al ejemplo del automóvil, un elemento externo sería el combustible, que es el que le permite funcionar.
  • Sistema cibernético Es aquel que además de realizar una interacción con su medio ambiente, se auto controla.
  • Sistema ecológico Es aquel que tiene una relación intrínseca con el ambiente. Como ejemplo podemos mencionar el caso de los ecosistemas.

2 thoughts on “Ecología

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *