El Sol

El Sol

El Sol es la estrella que se encuentra en el centro del Sistema Solar, además es la estrella más cercana a la Tierra.

El Sol puede ser definido como una esfera giratoria gigante hecha de gas muy caliente, éste a su vez se encuentra alimentado por constantes reacciones de fusión nuclear. Es también una estrella activa la cual posee manchas, realiza erupciones y genera expulsiones de materia.

Estos fenómenos, están relacionados con el campo magnético del Sol. En aproximadamente cinco billones de años, el Sol se convertirá en una estrella Roja Gigante.

Muchas culturas han contado con mitos interesantes sobre el origen Sol, en consideración a su importancia pues la luz del Sol calienta nuestro propio planeta y ello hace factible la vida.

Núcleo del Sol

Para comprender de qué manera funciona nuestro Sol, imaginemos que su interior se encuentra conformado por distintos estratos o capas, una encima de la otra.

El núcleo o el centro del Sol, es el sitio en donde la energía se produce. Incluso aquí en la Tierra se sabe que produce energía debido a que podemos ver y sentir la luz y el calor que genera.

La energía del Sol que se produce en el núcleo viaja hacia el exterior. Recorre en primer lugar la zona radiactiva, donde las partículas de luz (los fotones) originan la energía.

Toma millones de años para que un fotón se desplace al siguiente nivel, esto es llamado como la zona de convección.

En la zona de convección, la energía es trasladada más deprisa. En esta etapa son los gases del Sol los que transfieren la energía hacia el exterior. El gas en esta capa se mezcla y ebulle, como si fuera agua hirviendo en una olla. Este efecto efervescente puede ser visto en la superficie y se llama  granulación. Desafortunadamente no podemos ver dentro del Sol, sin embargo, los científicos estudian los diversos fenómenos que ocurren en su interior, y es gracias a esto que podemos tener un panorama de lo que en el sucede.

Atmosfera del Sol

La atmósfera solar visible se compone de tres partes: la fotosfera, la cromosfera, y la corona solar.

La mayor parte de la luz visible viene de la fotosfera, ésta es la parte del Sol que nosotros observamos en realidad. La cromosfera y la corona también emiten luz, esta puede ser vista cuando la luz de la fotosfera se encuentra bloqueada, como ocurre durante un eclipse solar.

Los tipos diferentes de radiación (como las ondas de radio, luz ultravioleta, rayos X y rayos gamma) provienen de distintas partes del Sol. Los investigadores utilizan instrumentos especiales para detectar esta radiación y de esa manera poder estudiar las diferentes partes de la atmósfera solar.

En la atmósfera solar hace tanto calor que el gas se encuentra primordialmente en un estado de plasma: aquí los electrones ya no están unidos a los núcleos atómicos  y el gas está hecho de partículas cargadas  (en mayor medida son protones y electrones). Estos campos magnéticos y la atmósfera solar exterior (la corona) se extienden dentro del espacio interplanetario como parte del viento solar.

Polos del Sol

Como ocurre en la Tierra, el Sol posee un Polo Norte, un Polo Sur, y un ecuador. El Sol dispone de un campo magnético en los polos. Alrededor de cada 11 años, los polos magnéticos del Sol invierten su polaridad, el norte se vuelve el  sur y viceversa.

Este cambio ocurre durante el punto cumbre del ciclo de manchas solares, cuando hay una inmensa cantidad de éstas.

En la Tierra estos cambios también se producen, únicamente que acá tardan miles e inclusive millones de años en suceder.

Como ya se mencionó anteriormente, el Sol no es un cuerpo sólido. Es una bola gigante de gas y plasma y de hecho, algunas partes rotan más aprisa que otras. Por ejemplo, en el ecuador, el Sol gira muy de prisa. Su movimiento de rotación dura alrededor de 25 días. Gira más lentamente en los polos, ya que.los polos necesitan de 34 días para realizar una rotación o giro completo.

Las manchas solares

Las manchas solares son obscuras, sus tamaños son distintos y aparecen en la superficie del Sol.

Son “oscuras” porque tienen una temperatura más fría, que las áreas que se encuentran al derredor de ellas. Su temperatura es de aproximadamente 4,000 kilobytes (cerca de 3,700 ° C). Esto es mucho menos que la temperatura de la fotosfera, la cual ronda los  5,800 kilobytes (cerca de 5,500 ° C).

Las manchas solares se forman a lo largo de distintos períodos, los cuales pueden ir desde días hasta semanas, o incluso pueden durar meses.

El número promedio de manchas visibles sobre la superficie del Sol no es siempre el mismo, ya que varia aumentando o disminuyendo de acuerdo con un ciclo. El período de duración de dicho ciclo es de aproximadamente once años.

Cabe señalar que nuestro Sol no es la única estrella con manchas, pues recientemente, los científicos han podido detectar “manchas solares” en otras estrellas del Sistema Solar.

El sol

El sol

Foto propiedad de www.science.nasa.gov

 

 

 

 

5 thoughts on “El Sol

  1. Pingback: Júpiter | Sistema Solar

  2. Pingback: Saturno | Sistema Solar

  3. Pingback: Efecto Invernadero | Calentamiento Global

  4. Pingback: Importancia de la energía dentro del ecosistema | Medio Ambiente

  5. Pingback: Europa: Una de las lunas jupiterianas | Sistema Solar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *