Inocente encarcelado durante 23 años, sufre infarto al ser liberado

3dbd5a758a4439683933654781aecb6c_article

Un estadounidense David Ranta, un Neoyorquino de 58 años, después de pasar 23 desagradables años de su vida privado de su libertar en una prisión, finalmente fue liberado de toda culpa. Desafortunadamente al segundo día de haberlo puesto en libertad, comenzó a sentir un terrible dolor en el pecho con lo cual fue rápidamente trasladado  a la unidad de cuidados intensivos de un hospital.

Es increíble cómo pueden mantener privado de su libertad a una persona, durante 23 duros años y que ya después te digan que eres libre y que puedes irte a tu casa con tu familia, creo que ese impacto fue el que le provoco el infarto al pobre hombre, si quieren leer la nota completa puede hacerlo aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *