¿Qué es el hábitat y el nicho ecológico?

Hábitat y el nicho ecológico

La biósfera (capa de la Tierra donde se da la vida) posee un sinnúmero de especies de seres vivientes que conviven dentro de ella. De hecho, se calcula que tan sólo del reino animal existen alrededor de millón y medio de especímenes distintos (entre ellos claro está, el hombre).

En lo que respecta al reino vegetal, la cifra es un poco menor, ya que ronda aproximadamente las 500,000 especies, eso sin contar a las especies indeterminadas.

Recordemos que aunque sean muchas, cada una de ellas tiene un lugar, así como una tarea específica dentro del ciclo de la vida. Por esta razón, es aconsejable que traigamos a nuestra memoria algunos conceptos fundamentales sobre el medio ambiente. Éstos, nos ayudarán a reconocer dos características comunes entre todos y cada uno de los organismos que componen un ecosistema: el hábitat y el nicho ecológico.

El primero de estos conceptos puede ser definido como “el espacio físico donde se desenvuelve una especie” este espacio varía considerablemente de un lugar a otro, debido al gran número de climas y situaciones diferentes que se pueden presentar, aún y cuando las características principales de un sitio sean similares a otras. Cada ecosistema tiene dentro de sí a varios hábitats entrelazados.

Ahora bien, en lo correspondiente al medio ambiente, el hábitat es más que nada una característica que puede ser aplicada a poblaciones de especies particulares. Pongamos un ejemplo, “el hábitat del tigre siberiano ha desaparecido prácticamente” obviamente aunque estemos usando un sustantivo singular, nos estamos refiriendo a todos los miembros de su tipo.

Una especie, sin embargo, puede llegar a ser capaz de aguantar condiciones de tipo adverso (temperaturas muy cálidas o muy frías, falta de alimentos, sequía etc.) Es precisamente en este momento donde se habla de que dicha especie alcanzó el carácter de adaptabilidad.

La capacidad de adaptación que tenga cada especie, se encuentra estrechamente ligado a sus condiciones genéticas, es decir, a sus características. Las cuales le permiten ocupar y distribuirse dentro de una zona que no sea necesariamente la suya. Cuando esto ocurre en, generalmente se da una convivencia de “armonía” con las otras especies que son las que se dedicaban a realizar esa función y que ahora se ven obligadas a compartir su “nicho”. Como ejemplo de esto podemos enunciar el caso de los seres herbívoros que se dedican a comer salvia. Una parte de ellos, se alimenta principalmente de las hojas en tanto que otra unidad se alimenta más bien de la corteza.

Cada una de estas “funciones” que realiza un conjunto de organismos, recibe el nombre de nicho ecológico.

El nicho ecológico se refiere a denominar cuál es la función o conjunto de funciones que realiza cada organismo, de una misma especie dentro de una comunidad.

Dicho esto, podemos utilizar una analogía para explicarlo. El hábitat representa el hogar del organismo (casa) en tanto que el nicho ecológico es ni más ni menos que su profesión.

Volviendo a la adaptabilidad de las especies, éstas pueden ser clasificadas en dos grupos. Las especies generalistas tienen una gran presencia dentro de su hábitat, es decir, tienen la facilidad de adaptarse a medios ambientes distintos y a diferentes tipos de alimentación. El gran representante de este tipo de especie es el ser humano, quien puede convertirse en distintos momentos de su consumidor primario, secundario, terciario o inclusive todas las funciones al mismo tiempo.

En contraste, a un grupo de seres vivos que se encuentra limitado en su fuente de alimento o en el lugar donde se desenvuelve, se le denomina como especie especialista. Una especie que entra dentro de este género es el murciélago, cuyo alimento es únicamente la sangre de animales silvestres o bien domésticos. Gracias a todo lo anteriormente expuesto, podemos darnos cuenta que una serie de organismos pueden cohabitar un mismo ecosistema, aunque varios de ellos presenten una función ecológica similar.

Entonces… ¿en dónde reside la importancia del nicho ecológico y el hábitat? Desafortunadamente, el ser humano ha contribuido de manera negativa acabando con grandes fuentes de refugio, alimentos, sitios exclusivos de reproducción de especies etc. Algunas veces por su propia ignorancia y otras, desde luego por su incontrolable ambición.

Lamentablemente aunque hoy en día se realicen funciones para intentar recuperar muchas de las cosas perdidas. La mayoría de ellas son irrecuperables, como es el caso de las grandes porciones de ríos, mares y océanos terriblemente contaminados. Debemos de tomar conciencia y cuidar lo poco que nos queda para poder dejarle a las generaciones futuras un mundo en donde la vida todavía sea sustentable.

habitat y nicho ecologico

One thought on “¿Qué es el hábitat y el nicho ecológico?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *