¿Qué son las ciencias sociales y cuál es su trascendencia?

El objetivo fundamental de las Ciencias Sociales es brindarnos la posibilidad de contar con diferentes aristas para poder formarnos una imagen completa del comportamiento humano tanto colectivo como individual.

Por esa razón, las Ciencias Sociales pueden ser entendidas como: disciplinas intelectuales que estudian al hombre como ser social, por medio del método científico. Lo que distingue a las ciencias sociales de las ciencias naturales es su enfoque hacia el hombre como miembro de la Sociedad, y sobre los grupos y sociedades que él mismo forma.

No obstante, éstas también pueden ser definidas en base a conceptos específicos, como por ejemplo:

– Los roles y normas sociales.

– La cultura, los usos y las costumbres de determinado asentamiento social.

– El sistema político y los grupos de poder.

– Los factores económicos.

– El medio ambiente y el entorno que rodea al individuo.

Tomando en consideración lo anterior, nos podemos dar cuenta de que las Ciencias Sociales echan mano de otras disciplinas afines, con el fin de complementar sus resultados. Es por ello que resulta indispensable dividirlas en cuatro grandes partes para que así podamos comprenderlas de mejor forma.

El primer ámbito se refiere a comprender y estudiar el modo de vida con que cuentan los diversos grupos organizados, sin importar que éstos se encuentren dentro de una zona rural o en un área industrializada.

El segundo apartado vincula las actividades humanas con el espacio geográfico. Aún y cuando todos los seres humanos pertenecemos a una misma especie, nuestro comportamiento varía dependiendo del ecosistema que nos rodea. Por ejemplo, los esquimales utilizan estructuras elaboradas con hielo a manera de casas.

El tercer ámbito tiene por objeto estudiar la interacción directa entre individuos e instituciones. Toda persona que forma parte de una sociedad, forzosamente tiene que adoptar una serie de normas y reglas para poder ser aceptado por sus pares.

Para finalizar, el cuarto apartado se encarga de analizar las modificaciones históricas que han afectado el desarrollo o los cambios de conducta dentro de una colectividad. Para lograr esto, el científico social debe comparar constantemente distintos periodos de tiempo para encontrar paralelismos y tratar de evitar que consecuencias dañinas vuelvan a repetirse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *