RFC

Si las personas quieren iniciar sus actividades es necesario que se inscriban dentro del Registro Federal de Contribuyentes (al que generalmente se le conoce de manera más sencilla por su abreviatura, es decir, RFC).

El RFC permite a los individuos que son considerados ante la ley como “personas físicas” realizar todas y cada una de las actividades económicas que deseen, siempre y cuando, éstas sean lícitas. Recordemos que las personas morales, están obligadas a pagar impuestos, aunque hay algunas excepciones contempladas en la ley, aunque ese tema seguramente lo trataremos en otro artículo.

Tal y como sucede con la CURP, nos hallamos frente a una clave que utiliza algunos datos personales para su conformación. En el caso de las personas morales, se toma como referencia el nombre y la actividad que dicha empresa desempeña dentro de un nicho de mercado determinado.

La institución en la que se debe llevar a cabo esta inscripción es en cualquiera de las sucursales del Servicio de Administración Tributaria, al cual en fechas recientes ya le dedicamos una entrada, en la que especificamos algunas de sus funciones más importantes.

RFC: ¿Cómo empezar?

rfc

Actualmente este es uno de los trámites que se pueden comenzar directamente desde Internet, con tan sólo accesar al sitio del SAT. Obviamente para que la gestión quede terminada de manera correcta, es indispensable que el interesado haga una cita y acuda en persona para qué un asesor, digitalice los datos pertinentes.

El plazo que se les da a las personas físicas para completar este mecanismo de afiliación, es de 10 días contando desde el momento en que la solicitud de inscripción al RFC fue enviada.

Para ello debes concertar una cita utilizando la página especializada que el SAT pone a tu disposición: citas.sat.gob.mx

Una vez dentro verás que en el primer recuadro se les indica a los usuarios que antes de iniciar cualquier “Registro de Cita” revisen la totalidad de trámites que se pueden realizar en línea. Esto para brindarte el mejor servicio posible.

Del mismo modo, se nos muestra un enlace en el que podemos verificar las direcciones de las oficinas del SAT (donde por supuesto que puedes inscribir al RFC) en tu localidad. Esta nociones muy valiosa, ya que no solamente tienes la dirección de la oficina que estas buscando, sino que además se te proporciona entre qué calles se encuentra.

Volvamos ahora al tema del registro de tu cita. En esta misma página principal, encontrarás al final un recuadro que tiene un botón con la leyenda “Registrar Cita”. En el instante en que lo primas, serás re dirigido a una nueva ventana.

Del lado izquierdo, tendremos los estados de la federación ordenados alfabéticamente. Selecciona el tuyo y continúa. Dependiendo del módulo que hayas elegido, te será desplegada una lista de los trámites y servicios que podrás llevar a cabo ahí. Demás está decir que el que nos interesa en esta ocasión es el que se llama “Inscripción al RFC”. Por tal motivo, esa será la opción que escogeremos. A continuación damos clic en siguiente y esperamos a que se cargue la sección de calendarización en donde tendremos que elegir la fecha y la hora de nuestra cita.

Este calendario tiene varias particularidades. La primera de ellas es que tiene definidos distintos colores para ciertas eventualidades que pudieran llegar a presentarse. Por ejemplo, los días de color azul oscuro, son aquellos días laborales que ya han transcurrido. El color rojo quiere decir que ya no hay lugares disponibles. Por su parte, el amarillo nos indica que debemos darnos prisa si queremos solicitar una cita para la inscripción de nuestro RFC en ese día, pues queda muy poca disponibilidad. Finalmente, el color verde, nos dice que todavía quedan bastantes citas por ser ocupadas.

Luego lo único que nos faltaría por hacer es dar clic en el día que más nos guste y elegir uno de los horarios disponibles. Casi se me olvida mencionarte que debes hacer clic en el botón “Solicitar Cita” para que los cambios se queden guardados en el sistema.

Otra de las ventajas de hacer una cita a través de medios electrónicos es que puedes cancelarla, si por alguna razón no pudieras asistir a este compromiso. Para la cancelación, deberás anexar el número de confirmación que te fue entregado en el momento en el que hiciste tu cita.

Un tip que puede serte muy útil es llegar al menos con 20 minutos de anticipación al módulo, ya que a veces los asesores se desocupan un poco antes de la hora señalada. De esa manera, puede que corras con suerte y salgas más pronto ya inscrito en el RFC.

Los interesados deberán llevar la siguiente documentación en original y copia para facilitar su inscripción al RFC:

– Acta de nacimiento (de preferencia con el formato actual) o en su defecto la Clave Única de Registro de Población (CURP).

– Comprobante de domicilio con una antigüedad no mayor a 90 días (se aceptan los recibos del predial, luz, teléfono etc.).

– Identificación oficial vigente con fotografía (El documento más utilizado en este caso es la credencial para votar. Sin embargo, puedes también utilizar tu pasaporte).

– El código que perdió el sistema en el momento en que iniciaste el trámite de tu inscripción preliminar por Internet.

– En el supuesto de que la persona física interesada, no pueda acudir a la cita personalmente, su representante legal tendrá que acudir al módulo del SAT con un poder elaborado ante notario público en donde se especifiquen las funciones que el otorgante le dio. También existe una alternativa más sencilla y económica, estamos hablando de la presentación de una carta poder firmada por dos testigos y ratificada por un notario público.

– Si deseas inscribir a una “persona moral” (empresa) en el RFC, tienes la obligación de presentar una copia del acta constitutiva de la misma, pues ésta se toma como si fuera el acta de nacimiento.

¿Quiénes están inscritos en el RFC?

  • RFC para personas físicas

En éste se incluyen a todos los individuos que deseen iniciar una actividad económica.

  • RFC para trabajadores

Aunque la fuerza de trabajo forma parte de “las personas físicas”, son los patrones quienes tienen la obligación de inscribir a plantilla laboral en el RFC.

  • RFC para personas morales

Aquí entran las compañías de reciente creación, así como las empresas que están dentro de las Administraciones Locales de Servicios al Contribuyente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *