Tener nocion de la educación ambiental

¿Por qué es importante tener noción de la educación ambiental?

Parece mentira, que apenas hace aproximadamente 100 años (A principios del siglo XX), los avances tecnológicos con los que contamos hoy en día, tal vez ni siquiera estaban en la imaginación del más prolífico inventor de aquella época. Tampoco existía el problema de la sobrepoblación mundial, culpable de alterar de manera severa los diversos ecosistemas que conforman nuestro planeta. No obstante, no fue sino hasta finales de éste cuando comenzaron a presentarse dichas condiciones que, sumadas al aumento de las actividades humanas (principalmente de origen industrial) dieron lugar al surgimiento de estas alteraciones.

La vertiginosa velocidad con que se han presentado estos cambios, ha sobrepasado inmensamente nuestra capacidad de entendimiento, pero sobre todo de reacción. De tal forma que han quedado en meros esfuerzos efímeros los intentos que se han enfocado en atacar los problemas de contaminación ambiental, así como los esfuerzos que se han abocado a instruir a la población en general.

Según sostiene la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la educación ambiental es entendida como: “El proceso de reconocer valores y aclarar conceptos para crear habilidades y actitudes necesarias que sirven para comprender y apreciar la relación mutua entre el hombre, su cultura y el medio biológico circundante”. Además de todo esto, la educación ambiental también agrupa la práctica de tomar decisiones y formular un código de comportamiento respecto a las cuestiones que tienen que ver directamente con la calidad ambiental.

La forma correcta en la que debe ser entendido el concepto de “educación ambiental” es como un mecanismo que sirve para la toma de decisiones, fundamentado principalmente en un código de ética y de comportamiento de carácter tanto personal como grupal, que guarde una estrecha relación con el entorno existente.

¿Cuándo surge el primer acercamiento con el concepto de educación ambiental?

Fue justamente, durante el periodo conocido como “el siglo de las luces” o bien el renacimiento (finales del siglo XVII) cuando los temas que tienen que ver con la naturaleza tuvieron un mayor auge. Posteriormente, 100 años después, bajo esta misma concepción dio inicio la Revolución Industrial con la promesa de un nuevo mundo, basado en dos premisas fundamentales: la ciencia y el poder de la razón. De esta manera, el sentido de la vida del hombre cambiaría totalmente a partir de ese momento.

Desgraciadamente, una de las secuelas más graves de esta nueva visión, fue el haber convencido a la población mundial de que nuestra existencia en este planeta, no tenía ninguna finalidad trascendente. Inclusive, después de que concluyera la Segunda Guerra Mundial, ambos bloques político-económicos llegaron a la conclusión de que el único camino factible de alcanzar la paz y la prosperidad era el consumo. En otras palabras, lo que se buscaba era aumentar de manera significativa la actividad económica de todas las naciones en el mundo.

Afortunadamente, en la actualidad la educación ambiental ha ido tomando fuerza de manera progresiva. No podemos dejar de señalar, que uno de los principales naturistas, que influyó de manera notable en el pensamiento del hombre, fue por ejemplo el caso de Charles Darwin.

Por esa razón, numerosos sectores de la sociedad hoy han reconocido que es apremiante y por tanto necesario implementar un nuevo enfoque, sobre todo en lo concerniente al sector industrial. Además, dicho enfoque debe ser ecológicamente viable y equitativo.

Para reducir esta meta, debemos buscar urgentemente planes alternativos de desarrollo, primordialmente inspirados en las ventajas competitivas que posea cada nación.

Por último, cabe señalar que la educación ambiental tiene dos aristas. En primer lugar, hablaremos de la visión formal. Esta es definida como aquella que se imparte dentro de los diversos planteles educativos. En tanto que la visión no formal, se refiere a aquella que no tiene ninguna validez académica, puesto que se lleva a cabo fuera de las aulas impulsada por instituciones u organizaciones no gubernamentales, quienes buscan formar y encausar a los ciudadanos y empresarios del futuro con esto se pretende desarrollar en el individuo una serie de nuevas capacidades que le permitan analizar tanto su entorno social, como el entorno material. Gracias a estas herramientas podrá participar en la búsqueda de soluciones que combatan de manera definitiva los problemas ambientales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *