Sistema Solar

Existen muchas teorías que hablan sobre la manera en la que fue formado nuestro Sistema Solar. Este hecho no debe sorprendernos, si tomamos en cuenta que hace siglos la gente pensaba que el Planeta Tierra era no solamente el centro de nuestro sistema planetario, sino del universo entero.

Naturalmente esta percepción condujo a que se cometieran varios errores sobre nuestro origen. Sin embargo, ahora como nuestra comprensión sobre la ubicación del sistema planetario dentro de la galaxia llamada Vía Láctea ha aumentado, es importante que nos replantemos la pregunta de cómo inició todo. Para ello, tomaremos como base la Teoría de la Nebulosa.

Teoría de la Nebulosa

Esta teoría sugiere que el sistema solar alcanzó su forma actual luego de colapsar con una nube de gas molecular hace aproximadamente 4,568 billones de años.

En otras palabras, una gran nube de gas molecular de varios años luz [i]de diámetro, experimentó algún tipo de movimiento,  ya fuera por la explosión de una supernova o porque una estrella pasajera generó una turbulencia gravitacional. Este acontecimiento causó que porciones de esa nube comenzaran a unirse con el centro de la nebulosa, haciéndola mas densa, generando un solo objeto. Conteniendo más del 99.9% de masa, este objeto empezó su camino para convertirse primero en una protoestrella[ii].

Específicamente, se cree que perteneció a una clase de estrellas conocida como estrellas de tipo Tauri. Estas pre estrellas son caracterizadas  por estar rodeadas de nubes de gas que contiene materia pre planetaria, donde la mayor parte de la masa se encuentra contenida dentro de la misma estrella.

El resto de la masa se halla afuera, en el disco circundante. Esto suministra la materia básica para la creación de los planetas, los asteroides y los cometas que eventualmente se formarán.

Posteriormente, alrededor de  50 millones  de años después de que el fenómeno inició, el centro de la estrella llegó a ser lo suficientemente caliente para iniciar una especie de fusión nuclear con el propósito de balancear la inmensa fuerza de gravedad que intentaba colapsar el objeto en sí mismo.

Es en este punto cuando las condiciones para el equilibrio hidrostático son idóneas, y por tanto el objeto se convierte oficialmente en una estrella y esa estrella es nada más y nada menos nuestro Sol.

No obstante, la zona del espacio cerca del sol todavía tenía temperaturas extremadamente altas, con lo que los objetos ligeros no podían precipitarse aun. Significaba que la única materia disponible eran trozos de roca y algunos metales densos.

En contraste, donde las temperaturas eran más frías, los elementos más ligeros, tales como ciertos gases, dominaban.

Al igual que sucedió con el Sol, los pequeños objetos de materia estando calientes colisionaron formando primero masas compactas para luego ir aumentando en volumen. Con el tiempo, estos objetos se volvieron bastante grandes hasta convertirse en esferas regidas por su propia fuerza de gravedad.

Eventualmente la mayoría de la masa sólida fue atraída dentro de estas esferas crecientes, y así surgieron los planetas terrestres o rocosos (Mercurio, Venus, Tierra, Marte), mientras que los más grandes son llamados gaseosos o jovianos (Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno) debido a la ausencia de material denso.

Una vez que la mayor parte de masa y gas en la nebulosa están dentro de uno de los cuerpos que se mueven en órbita, las colisiones disminuyen. Debido a la atracción que el sol ejerce sobre los planetas se generan órbitas estables que siempre siguen la misma trayectoria.

Nota: Cabe señalar que aunque esta es la teoría más utilizada, existen otras de menor importancia como la Teoría Creacionista por ejemplo. Sin embargo, ninguna de ellas debe tomarse como una verdad absoluta ya que no pueden ser comprobadas a ciencia cierta.

Propiedades del Sistema Solar

Los elementos primarios que posee son:

  1. El Sol como centro del sistema solar.
  2. Los planetas se encuentran colocados en orbitas de distinto tamaño girando alrededor del sol en sentido de las agujas del reloj.
  3. El asentamiento de los planetas más densos y pequeños (los planetas Terrestres) próximos al sol, y los planetas menos densos y grandes hechos de gas (los planetas jovianos) más alejados.
  1. Todos los planetas parecen haberse formado aparentemente al mismo tiempo que el sol.
  2. La existencia de cometas y asteroides.
Sistema Solar

Sistema Solar

Foto propiedad de www.nasa.gov


[i] Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año. Equivale aproximadamente a 9,460728 × 1012 km = 9 460 728 000 000 km, o sea, algo menos de 10 billones de kilómetros.

[ii] Se denomina protoestrella al periodo de evolución de una estrella desde que una nube molecular formada de hidrógeno, helio y partículas de polvo empieza a contraerse hasta que la estrella evoluciona al siguiente nivel. Dicho proceso puede tardar hasta 100 millones de años.

11 pensamientos en “Sistema Solar

  1. Pingback: Venus | Sistema Solar

  2. Pingback: La Tierra | Sistema Solar

  3. Pingback: Marte | Sistema Solar

  4. Pingback: Saturno | Sistema Solar

  5. Pingback: Neptuno | Sistema Solar

  6. Pingback: Plutón: El primer plutoide antes llamado planetoide | Sistema Solar

  7. Pingback: Ceres y Haumea: Los siguientes planetas enanos | Sistema Solar

  8. Pingback: Makemake y Eris | Sistema Solar

  9. Pingback: La Luna | Sistema Solar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *